La FAO eleva la cosecha mundial de cereales 2017/2017 hasta los 2.612 millones de toneladas

09/10/2017

9.10.17La producción mundial de trigo en 2017 ascenderá a 750,1 millones de toneladas, esto es, 1,4 millones de toneladas (un 0,2 %) por encima de la producción prevista en septiembre.
Las previsiones de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2017 han aumentado ligeramente desde el mes pasado ubicándose en 2 612 millones de toneladas, es decir, 6,8 millones de toneladas (un 0,3 %) por encima del récord de 2016. El ajuste al alza de este mes deriva principalmente de la mejora de las perspectivas sobre la producción de trigo y cereales secundarios, que compensa con creces una disminución de la producción de arroz.
Actualmente, se prevé que la producción mundial de trigo en 2017 ascenderá a 750,1 millones de toneladas, esto es, 1,4 millones de toneladas (un 0,2 %) por encima de la producción prevista en septiembre. El aumento se debe principalmente a un incremento de la producción en la Unión Europea y una mejora de las perspectivas en la Federación de Rusia, donde la continuidad de las condiciones meteorológicas favorables reforzó todavía más las expectativas respecto de los rendimientos del trigo de primavera. Este incremento compensó con creces la reducción de la producción en Australia, que se cifra en un nivel más cercano al promedio tras las cosechas récord del año pasado. De cara al futuro, en el hemisferio norte ha comenzado la siembra de los cultivos de trigo de invierno de 2018. El clima seco en algunas de las principales regiones productoras ha retrasado el progreso de la siembra, mientras que en Europa las expectativas de mayores ingresos para cultivos alternativos podrían afectar las plantaciones de trigo de invierno.
Las previsiones sobre la producción mundial de cereales secundarios se sitúan en 1 361 millones de toneladas, es decir, 2,5 millones de toneladas (un 0,2 %) por encima de las expectativas del mes anterior. Este incremento obedece principalmente a la mejora de las perspectivas sobre la producción de maíz en China y los Estados Unidos, que compensa con creces la disminución de la producción de maíz en la Federación de Rusia a causa de condiciones secas que han afectado a las expectativas de rendimiento. Las previsiones sobre la producción mundial de cebada también han aumentado este mes, impulsadas por un incremento de la producción en la región del Mar Negro. En el hemisferio sur, la siembra de los cultivos de la próxima campaña comenzó en la Argentina y el Brasil.
Las previsiones de la FAO sobre la producción mundial de arroz en 2017 se han reducido en 2,7 millones de toneladas, situándose en 500,7 millones de toneladas, por lo que solo han variado ligeramente respecto de la producción sin precedentes de 2016. La mayor parte de los ajustes de la producción a la baja de este mes se debió a los países del Lejano Oriente, en particular la India, donde las previsiones actuales indican que la combinación de inundaciones y episodios de sequía impedirán el aumento de la producción en la subregión durante la campaña en curso.
Si bien se ha reducido la utilización mundial de cereales en 2017/18, sigue estando por encima de su nivel de 2016/17
Las previsiones de la FAO sobre la utilización mundial de cereales se han rebajado en 2,3 millones de toneladas (un 0,1 %) respecto del mes anterior hasta situarse en 2 589 millones de toneladas, lo cual sigue siendo 26 millones de toneladas (un 1,0 %) más que en 2016/17. La reducción intermensual se debe fundamentalmente a la previsión de una menor utilización de maíz y arroz, la cual compensa con creces el incremento previsto del consumo de trigo.
Se estima que la utilización mundial de trigo en 2017/18 alcanzará un nivel sin precedentes de 734 millones de toneladas, esto es, un 0,5 % (o 3,4 millones de toneladas) más que en el mes anterior y actualmente un 0,3 % por encima del nivel estimado respecto de la campaña 2016/17. El incremento respecto del mes pasado refleja más que nada la previsión de un mayor uso industrial, mientras que la expansión respecto de 2016/17 se atribuye principalmente al aumento previsto del 1,1 % del consumo de trigo como alimento.
La utilización total de cereales secundarios en 2017/18 se estima actualmente en 1 352 millones de toneladas, es decir, un 0,2 % (o 2,0 millones de toneladas) menos que el mes pasado, pero todavía un 1,4 % (o 19 millones de toneladas) por encima del nivel de 2016/17. El descenso respecto de septiembre se debe a una disminución en las previsiones sobre el uso del maíz como pienso en Egipto, los Estados Unidos y la Federación de Rusia. La fuerte expansión general desde la campaña anterior sigue explicándose principalmente por la gran demanda constante de piensos del sector ganadero.
La FAO ha rebajado sus previsiones sobre la utilización mundial de arroz en 2017/18 en 3,6 millones de toneladas desde septiembre, en consonancia con la reducción prevista de la producción mundial y las revisiones subsiguientes a las estimaciones históricas relativas a diversos países. Aun así, en un nivel revisado de 502,9 millones de toneladas, se estima que la utilización mundial de arroz se incrementará en un 1,0 % en términos interanuales.
Siguen incrementándose las previsiones sobre las existencias mundiales de cereales
De acuerdo con las previsiones actuales, las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas que terminan en 2018 se cifran en un nuevo récord de 720,5 millones de toneladas, esto es, un 0,2 % (o 1,3 millones de toneladas) por encima de las previsiones de septiembre y un 2,6 % (o 18 millones de toneladas) por encima de su nivel de apertura. En este nivel, la relación entre las existencias y la utilización de cereales en 2017/18 rondaría el 27,0 %, más o menos como en 2016/17 y muy por encima del mínimo histórico del 20 % registrado hace exactamente una década (2007/08).
Las reservas mundiales de trigo (a finales de 2018) se estiman ahora en un nivel récord de aproximadamente 261 millones de toneladas, con una variación muy leve respecto del mes pasado, aunque un 6 % (o 15 millones de toneladas) por encima de su nivel de apertura. El marcado incremento respecto de la campaña anterior refleja principalmente acumulaciones considerables en China (19 millones de toneladas más) y en la Federación de Rusia (6,8 millones de toneladas más). El aumento de las existencias mundiales de trigo impulsaría la relación entre las reservas y la utilización de trigo hasta un 34,6 %, lo cual representaría una marcada subida respecto de 2016/17 y el valor más alto en más de tres décadas.
Este mes Las previsiones relativas a las existencias de cereales secundarios (a finales de 2018) se han incrementado este mes hasta cerca de 290 millones de toneladas, es decir, un 1,3 % (o 3,7 millones de toneladas) más que en septiembre, con lo cual las existencias al fin del ejercicio se ubicarían un 0,8 % (o 2,4 millones de toneladas) por encima de sus niveles de apertura. Esto determinaría un incremento de la relación entre las reservas y la utilización de cereales secundarios hasta el 20,8 %, cifra ligeramente inferior a los niveles superiores a la media previstos en 2016/17. El ajuste respecto del mes pasado se debe principalmente a las revisiones al alza de la cantidad de remanentes de maíz en el Japón, tras la revisión de los balances históricos de la oferta y la demanda de este producto en el país. Sin embargo, el grueso del aumento previsto del nivel de las reservas mundiales de cereales secundarios en 2017/18 refleja un incremento de las existencias de maíz en el Brasil y Sudáfrica, así como una subida considerable de las reservas de cebada en la Federación de Rusia.
A pesar de una revisión a la baja de 1,7 millones de toneladas desde septiembre, las previsiones sobre las existencias mundiales de arroz al cierre de las campañas de 2017/18 siguen indicando una expansión del 0,5 %, hasta los 169,5 millones de toneladas. Se prevé que la acumulación continuada en China respaldará este modesto aumento, que debería hacer que la relación entre las reservas y la utilización a nivel mundial en 2017/18 se mantenga sin grandes variaciones, en un 33,2 %.
El comercio mundial en 2017/18 se sitúa en un nivel casi sin precedentes
El comercio mundial de cereales en 2017/18 se calcula en cerca de 403 millones de toneladas, esto es, ligeramente por debajo de la previsión de septiembre, pero todavía un 0,4 % (o 1,5 millones de toneladas) por encima del récord de 2016/17.
Actualmente, se prevé que el comercio mundial de trigo en 2017/18 (julio/junio) ascenderá a cerca de 175 millones de toneladas, es decir, prácticamente al mismo nivel que el volumen récord de 2016/17, ya que se estima que la demanda de importación permanecerá estable en casi todas las regiones con la excepción de África, donde las importaciones totales podrían descender ligeramente, fundamentalmente a causa de la disminución de las compras por parte de Argelia y Marruecos. No obstante, las previsiones indican que los suministros para la exportación serán más que suficientes para satisfacer la demanda mundial, especialmente en vista de la excelente cosecha de este año en la Federación de Rusia, como consecuencia de la cual el país pasará probablemente a ser el mayor exportador mundial de trigo en 2017/18.
Según las previsiones actuales, el comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18 (julio/junio) ascenderá a casi 183 millones de toneladas, es decir, un poco menos respecto del mes pasado, aunque aun así un 1,2 % (o 2 millones de toneladas) por encima de la previsión correspondiente a 2016/17. Gran parte de esta expansión debería de obedecer al aumento del comercio mundial de maíz, que, según las previsiones, se incrementará en un 3,3 % hasta alcanzar los 143 millones de toneladas, fundamentalmente a causa de unas importaciones de maíz mucho mayores por parte de China, la República Islámica del Irán y la Unión Europea. Es probable que la Argentina y el Brasil sean los principales beneficiarios de la expansión prevista en el comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18.
Tras las ligeras revisiones al alza de las previsiones relativas a las exportaciones de China y Myanmar, el comercio mundial de arroz en 2018 se estima actualmente en 45,2 millones de toneladas, lo que equivale a un 1 % más en términos interanuales y el segundo nivel más elevado de todos los tiempos.
Fuente: FAO


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.