De robar trigo a primer exportador mundial: el increíble caso ruso

17/10/2018

Cómo favorece el cambio climático y cómo pudieron superar trabas institucionales. Los aprendizajes en Expoagro.  Lo explican en detalle Jorge Castro y Héctor Huergo en una entrevista imperdible.
El analista internacional Jorge Castro entrevistado por Héctor Huergo en El Campo, la Industria Verde.
En 1972, Rusia -que por entonces era la Unión Soviética- importó más trigo que cualquier otro país en la historia. Esa acción se conoció como “el robo de granos del siglo”. No fue exactamente un hurto ni una batalla naval, aun en plena Guerra Fría. La denominación tiene que ver con que, cuando no existía la tecnología que hoy calcula con precisión quirúrgica cosechas y stocks mundiales, los comunistas les compraron a sus rivales yankies unos 10 millones de toneladas. Y sí, negocios son negocios…
Eran tiempos de “información secreta”, sin internet… y los que en realidad no se dieron cuenta fueron los operadores de mercado, que cuando reaccionaron impulsaron la cotización del cereal en pocos días… Pero para entonces los soviéticos ya tenían bien guardado el trigo norteamericano, que ahora valía el doble…
Por eso lo de “robo”, por los más de 1.000 millones de dólares que pagaron de menos los rusos mientras los operadores de Chicago miraban carteles sin electrónica, ni suficiente data… Pues bien, más allá de esa jugada, los rusos no se durmieron en los laureles por la avivada y poco a poco fueron reduciendo sus importaciones. Aumentaron su producción en tierras fértiles con impulso de los nuevos aires capitalistas por aquellos lares y hoy tienen un saldo exportable de 33 millones de toneladas, a tiro de 40 millones de toneladas; el doble que toda la producción argentina, que ya es un jugador importante.
Fuente: Clarin


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.