Mauricio Macri prometió a los ruralistas que seguirá la baja de retenciones a la soja

05/07/2018

5.7.18Se lo comunicó a los cuatro integrantes de la Mesa de Enlace, que le pidieron una confirmación luego de la ola de rumores sobre una contramarcha.
El presidente Mauricio Macri les ratificó a los representantes de la Mesa de Enlace que no dará marcha atrás en el cronograma de rebaja de retenciones a las exportaciones a la soja. Ese impuesto se ubica actualmente en 26% cuando estaban en 35% en tiempos de Cristina Kirchner. El Jefe de Estado había prometido la eliminación de ese impuesto durante la campaña de 2015, para trigo maíz y carnes.
Macri lo aseguró durante una reunión en su despacho en la Casa Rosada, que contó con la presencia del ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere y de su jefe de Gabinete, Santiago del Solar Dorrego.
"El Presidente ratificó el rumbo, que el cronograma sigue tal cual está. Nos dijo que no es intención del Gobierno cambiar ninguna regla. Las retenciones son un tema que la Argentina deberá superar en función de que es un mecanismo que perjudica por sobre todas las cosas el impulso exportador que Argentina debe desarrollar para que entren mas divisas al país", sostuvo Dardo Chiesa, titular de la Confederaciones Rurales Argentinas, durante una conferencia de prensa en el salón de bustos de la Casa Rosada. Atrás quedaron sus críticas contra el ministro de Hacienda de los últimos días. "Sería una buena señal que Dujovne trajera la plata de afuera en vez de hablar tanto del campo", había declarado antes de que se confirmara la reunión con Macri y cuando se multiplicaron los rumores sobre las retenciones.
Participaron del encuentro con el Presidente y de la conferencia de prensa los demás integrantes de la Mesa de Enlace: Daniel Pelegrina, de la Sociedad Rural; Carlos Iannizzotto, de Coninagro y Omar Príncipe, de la Federación Agraria. Chiesa dijo que se trató de un encuentro distendido, el mismo adjetivo que utilizaron en privado para calificar el estado de ánimo del mandatario.
Los 4 dirigentes se habían reunido antes de llegar a la Casa Rosada, en un café cercano. Allí diagramaron una carpeta con argumentos y números para entregarle a Macri, para justificar su posición. "Me sorprende que vuelvo a escuchar restablecer retenciones, ya vimos que no funcionaron", había dicho a la prensa el Presidente el 16 de mayo. Varios de sus funcionarios y de sus aliados empujaron esa chance desde entonces.
"Está totalmente descartado (no avanzar con la baja de retenciones)", añadió el titular de la Sociedad Rural, que agregó que el Presidente aún no le confirmó si podrá estar presente en la inauguración de la muestra anual en el predio de Palermo, debido a un posible viaje al exterior.
"Queríamos escuchar la voz oficial sobre el tema retenciones. Nos da un gran respaldo para que nos digan como viene. hay otros sectores que le buscaremos la solución", dijo Iannizzotto, titular de Coninagro.
La posibilidad de bajar las retenciones dividió aguas en Cambiemos. Desde el PRO y en Hacienda habían empujado esa posibilidad, a pesar de que el Presidente se mantenía contrario. Carrió rechazó esa opción aunque apuntó a los productores para que no dilataran la liquidación de exportaciones. Los radicales, en cambio, reclamaban una medida fuerte en ese sentido.
No habrá ningún "gesto patriótico" de los ruralistas como el que reclamaban fuera de micrófono algunas voces del Ejecutivo, que solicitaban que los representantes de la Mesa de Enlace le permitieran a Macri zafar del costo político de volver sobre sus palabras con el tema retenciones. Consideran que ya lo hicieron. "Los productores hemos cumplido con lo que venimos haciendo. Vendimos mucho mas que el año anterior teniendo en cuenta que la cosecha es mucho más chica. Fue una de las campañas más importantes, con 18 millones de toneladas de trigo. El Presidente nos pidió que sigamos trabajando como lo venimos haciendo hasta ahora, dijeron.
"Fue una de las campañas más importantes con 180 millones de hectáreas de trigo y más de 20 millones de hectáreas de soja. El Presidente nos pidió que sigamos trabajando como lo venimos haciendo hasta ahora", se defendieron los productores.
Los ruralistas, que tienen muchas diferencias internas, habían vuelto a verse las caras en la misma sala en enero de 2016, después de 4 años de distancia, cuando Buryaile era el ministro de Agroindustria y Etchevehere estaba a cargo de la SRA. El año pasado, Macri los recibió en Olivos, para ralentizar la baja de las retenciones.
Iannizoto, por su parte rechazó que la liquidación de la cosecha haya sido menor a la que el Gobierno esperaba. "Nosotros los productores vendemos en pesos, son los exportadores los que tienen que liquidar las divisas y traerlas: Creo que han sobrecumplido", destacó.
"Los exportadores han cumplido con una liquidación de más de 3500 millones de dólares, cuando el compromiso hasta fines de julio era de US$ 4 mil millones. Lo van a sobrecumplir.
El campo va a invertir este año más de US$ 12 mil millones en la campaña agrícola, estamos generando trabajo y movimiento. Es la contribución que traemos, generando las divisas", agregó en una afirmación que sirvió para descartar cualquier otro gesto.
Sobre la importación de cerdo de los Estados Unidos, Chiesa señaló que no hay margen para pedirle al Gobierno que dé alguna marcha atrás. "Es parte del intercambio comercial, están viendo cómo es la parte tarifaria, cómo impacta. En el mundo que nos toca vivir hoy, hay que vender si también queremos comprar. Después tendrán que venir y competir acá", argumentó.
Los integrantes de la Mesa de Enlace sostuvieron que el Gobierno les prometió que los despidos en el INTA y en el ministerio no alterarán el trabajo del sector. Se acordó, en tanto, avanzar con las mesas de competitividad, para -a pedido del Presidente- que los sectores público y privado trabajen juntos y se reduzca "el costo argentino" y los gastos de logística.
La visión más crítica llegó desde la Federación Agraria, cuyo titular Omar Príncipe guardó un sugestivo silencio mientras hablaban los demás asistentes a la reunión. "Le transmití al Presidente que los pequeños y medianos productores representados por la FAA están asfixiados por un alto nivel de endeudamiento que en muchos casos les impide seguir produciendo, con tasas exorbitantes -de más del 50% en algunos casos", declaró luego a través de un comunicado.
El dirigente de la FAA -que agrupa a los productores más pequeños- negó que la devaluación beneficie a todos. "No todos producimos commodities, la gran mayoría lo hacemos para el mercado interno, que está muy deprimido por la pérdida de poder adquisitivo del salario y la creciente importación, que además nos quita posibilidades de ser competitivos”, sentenció. Príncipe se refirió al sector lechero y destacó que cierra un tambo por día. "No tenemos red si nos caemos. No es justo que el ajuste lo hagamos quienes apostamos al país", reflexionó. No hubo comentarios oficiales al respecto.
Fuente: Clarin


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.