Las siete maravillas del rendimiento

23/05/2018

El experto norteamericano Fred Below brinda herramientas para un enfoque sistémico del cultivo de maíz.
El Dr. Fred Below de la Universidad de Illinois es un experto en fisiología de cultivos y ha dedicado gran parte de su vida profesional al estudio de los factores que afectan el rendimiento del maíz. Below desarrolló las siete maravillas del rendimiento del maíz como una herramienta para los productores resaltando el valor que estos siete factores tienen tanto de manera individual como combinados y que son capaces de producir altos rendimientos de maíz de manera sustentable.
Un aspecto importante es que, al interactuar entre sí, aumentan o disminuyen su impacto sobre el rendimiento. Los prerrequisitos para este ranking son tener un buen control de malezas y niveles adecuados de fertilidad del suelo, especialmente Fósforo, Azufre y Zinc.
El clima y la disponibilidad de nitrógeno son los dos factores que normalmente tienen el mayor impacto en el rendimiento del maíz, y combinados pueden representar más del 50% del rendimiento final. Debido a que el clima tiene una influencia tan fuerte sobre la pérdida y la disponibilidad de nitrógeno, los factores de manejo que minimizan la pérdida de nitrógeno inducida por el clima son críticos para producir altos rendimientos de maíz.
La elección del híbrido ocupa el número tres siendo una de las decisiones más importantes y en donde hay grandes diferencias en el potencial de rendimiento entre los híbridos comerciales.
Las siguientes cuatro maravillas incluyen la rotación de cultivos, la densidad de plantas, el tipo de labranza y los reguladores del crecimiento, y todas ellas interactúan fuertemente con el clima, el nitrógeno y los híbridos para afectar el rendimiento final. El monocultivo de maíz tiende a afectar negativamente el rendimiento debido a la acumulación de rastrojos. El tipo de labranza puede tener un gran impacto en la capacidad de retención de agua y los reguladores de crecimiento son compuestos que estimulan el crecimiento de las plantas, y que pueden mantener las hojas más verdes.
Finalmente, Below reconoció la necesidad de combinar todos estos factores en un enfoque sistémico para lograr altos rendimientos, y comparó un sistema de gestión intensificado con una práctica de cultivo estándar utilizando un diseño de parcela de Adición/Omisión.
Con este enfoque, cada factor se agrega o elimina uno a la vez a la práctica del sistema intensivo, demostrando el valor que aportan los factores individuales. La investigación muestra que los factores individuales de manejo en forma aislada no pueden garantizar altos rendimientos, sino que es la interacción positiva lo que permite lograr altos rendimientos de maíz.
Fuente: Clarin


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.