Nuevas variedades de semillas le dan impulso al algodón en el NEA

11/05/2018

Las presentó el INTA, en Saenz Peña, Chaco, en un acto con fuerte participación de productores, técnicos, empresarios y autoridades.
En un acto con gran convocatoria de productores, técnicos y empresarios, el INTA lanzó nuevas variedades de semillas de algodón que le brindan renovado impulso a este cultivo.
Guazuncho 4 INTA BGRR, Porá 3 INTA BGRR y Guaraní INTA BGRR, son las tres nuevas variedades de algodón que fueron presentadas en sociedad, en una jornada de nutrida participación realizada en Saenz Peña, Chaco, en la que se pudieron apreciar los logros alcanzados por organismos oficiales y el sector privado, con un firme respaldo del titular del INTA, Juan Balbin.
Estas variedades tienen como característica el hecho de que son las primeras en las cuales se incorpora la biotecnología, es decir que por primera vez el INTA libera variedades transgénicas.
Como hace mucho tiempo no se veía en la zona, las instalaciones del INTA Sáenz Peña se vieron colmadas de productores, técnicos y empresarios del sector textil, que asistieron a la presentación de las nuevas variedades en semilla de algodón, impulsadas por un trabajo de mejoramiento realizado en conjunto por la Agencia de Extensión local junto al Instituto de Genética de Castelar.
Entre las principales autoridades se destacaron el gobernador chaqueño, Domingo Peppo, el presidente del INTA Juan Balbín; junto al intendente Gerardo Cipolini; la directora del Centro Regional INTA Chaco-Formosa, Diana Piedra; el director de E.E.A Sáenz PEÑA Fabio Wyss, los Ministros de la Producción del Chaco y Formosa, entre otros.
En total se firmaron seis convenios. En uno de los más importantes, sobre transferencia tecnológica, el INTA le otorga a Gensus una licencia exclusiva para producir y comercializar en Argentina la semilla de las variedades de algodón genéticamente modificada Guazuncho 4 BR INTA y Porá 3 BR INTA, como así también una licencia no exclusiva para producir y comercializar en el país la variedad de algodón genéticamente modificada Guaraní BR INTA; todas ellas propiedad del Instituto.
Genética renovada
En la actualidad existen nuevos problemas y también desafíos en la producción algodonera. En este contexto, el INTA ha desarrollado productos varietales innovadores para el sector. El primero está representado por tres líneas experimentales resistente a orugas lepidópteras y a glifosato. Estas se caracterizan por presentar mayor porcentaje de fibra en relación a las variedades más sembradas en la actualidad. La diferencia a favor de las nuevas líneas es de 3 a 4 puntos lo que, en combinación con una mejora en el peso de capullos, explica el aumento significativo en los rendimientos de estas líneas. También se destaca que las selectas presentan un comportamiento similar a Guazuncho 2000 RR, diferenciándose en la resistencia del capullo frente a periodos prolongados de exposición. Otro factor que explica el incremento de los rendimientos es la mejora en retención de estructuras en el tercio inferior que, en combinación con el gen para resistencia a lepidópteros, incrementa la eficiencia del cultivo.
En Argentina, dicha tolerancia está presente en trigo, girasol, maíz y, recientemente, en sorgo. Este evento biotecnológico, logrado por técnicas de mejoramiento como la inducción de mutaciones, permitirá utilizar estos herbicidas, tanto en el barbecho como en instancias próximas a la siembra. Se estima que esta tecnología complementará a las que existen, generando una reducción en los costos de aproximadamente 15% y una reducción en el uso de glifosato de 40%. Para la campaña 2017/2018 también se presentará el legajo de inscripción, siendo el primer material comercial en país con estas características. Esta tecnología será combinada con tolerancia a lepidópteros y otros herbicidas.
Empoderar al pequeño productor
El titular del INTA, Juan Balbín, expresó que se trata de un hecho histórico: “Cuando entré a la estación experimental y vi el árbol genealógico del algodón que empieza en 1958 y hoy en 2018 estamos donde estamos, la verdad que no es casualidad. Creo que si nos preguntamos qué es el INTA, insisto en que es la gente. Hubo un enorme equipo de trabajo que, en condiciones muy favorables en un momento y muy adversas en otro cuando caía la producción, un investigador padeciendo como un cultivo iba para atrás, impulsó el desafío”, aseguró.
En este sentido, expresó que “ese es uno de los grandes valores del INTA, cómo su gente ha sostenido determinadas líneas de investigación y eso nos permite estar en este punto hoy. Esto es un ejemplo, por un lado un convenio de biotecnología que nos permiten acceder a genes y estar a nivel internacional y por otro lado, una empresa que va a vehiculizar nuestro desarrollo para llegar al productor y potenciarlo. Y a su vez, al INTA le vuelve a través de regalías, con la posibilidad de iniciar nuevas líneas de investigación”.
En cuanto al sistema implementado por el convenio, expresó que es un modelo muy importante y que merece la puesta en valor “ya que demuestra cómo generamos y nos vinculamos desde un instituto público y cómo eso influye y genera trabajo en todas las ramas en el territorio. También es importante el acceso de los pequeños productores a las nuevas tecnologías, que le permitan estar jugando en las categorías mayores. Me parece clave que estén disponibles y que no sean hechos aspiracionales que postergan su desarrollo y su productividad. Empoderar a los pequeños productores es fundamental. Destaco el esfuerzo que hacen las cuatro provincias”, finalizó.
Fuente: Clarin


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.