Agrotóxicos: ingenieros denuncian que el gobierno bonaerense no ejerce controles

31/01/2018

El colegio de ingenieros de buenos aires denunció la inacción del ministerio de agroindustria, que no controla debidamente la utilización de agrotóxicos y pone en serio riesgo la salud de la población bonaerense.
El uso indiscriminado de agrotóxicos y las consecuencias de ello en la salud y el medio ambiente no es un problema del cual quede afuera la provincia de Buenos Aires, donde recientemente ingenieros agrónomos aseguraron que el Ministerio de Agroindustria bonaerense no ejerce los controles reglamentarios para la aplicación de estos venenos.
Ya el año pasado los docentes de escuelas rurales de San Antonio de Areco, Necochea, Trenque Lauquen, San Andrés de Giles, Roque Pérez, Sierra de la Ventana, Ayacucho, Ramallo y Chivilcoy se unieron en la Red de Docentes por la Vida, para luchar contra las fumigaciones aéreas con estos productos del agronegocio, cuya deriva atenta contra la salud de los chicos.
“Tenemos innumerable cantidad de denuncias concretas de personas que se han enfermado seriamente; también hay denuncias de fumigaciones sobre escuelas y viviendas”, indicó Norberto Beliera, presidente del Colegio de Ingenieros bonaerense, a La Capital.
“Hemos tomado conocimiento de empresas que deberían contar con un ingeniero agrónomo en calidad de asesor o director técnico y que no lo tienen o que, si lo tienen, se trata de un profesional que no está legalmente habilitado para actuar en la provincia de Buenos Aires”, explicó Beliera y denunció que “vemos inacción por parte del Ministerio de Agroindustria, que no está controlando debidamente la utilización de los agroquímicos, poniendo en serio riesgo la salud y la vida de quienes habitamos la Provincia”.
El presidente de la entidad aseguró además que su preocupación fue manifestada en reiteradas oportunidades al ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, ex gerente de Monsanto, pero que hasta el momento el Colegio no obtuvo respuestas.
Los agrotóxicos están en todos lados
En los ‘pueblos fumigados’ abundan los casos de enfermedades respiratorias, alergias, malformaciones congénitas, abortos espontáneos y casos de cáncer. En la ciudad, aunque creamos que estamos a salvo, los agrotóxicos nos llegan a través de los alimentos.
En la naturaleza, un ejemplo importante de contaminación con agrotóxicos en nuestro país, es la cuenca del Paraná, que presenta altos niveles de glifosato y su degradación en los cursos medio y bajo de los afluentes tributarios, de acuerdo con la agricultura intensiva que se desarrolla en la región, así como también grandes concentraciones de insecticidas como endosulfán, cipermetrina y clorpirifos.
En el distrito de Urdinarrain, provincia de Entre Ríos, la concentración de glifosato se encuentra entre los niveles más altos a nivel mundial.
En 2017 quedó pendiente el tratamiento de una ley de regulación de “fitosanitarios” (agrotóxicos), cuyo proyecto buscó la aprobación del senado para sostener en verdad un sistema de agroproducción que ya demostró que nos envenena y que no existe una manera responsable de liberar venenos en el medio ambiente.
Fuente: El federal


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.