Red de cultivares de soja del NEA, una herramienta para la toma de decisiones

09/11/2017

Como cada año, la presentación de los resultados de la Red de cultivares de soja del NEA, suma información clave para el cultivo en la región. Tras nueve campañas que se vienen analizando, ésta en particular se caracterizó por la potencialidad de rendimientos alcanzados en las diferentes variedades.
l ingeniero Gerardo Quintana, de la EEA del INTA Las Breñas, está al frente de los trabajos que la institución realiza junto a AAPRESID, y que busca, en cada campaña obtener información sobre la soja en la región. En diálogo con NORTE, Quintana repasó algunas de las principales cuestiones que dejó en análisis de cala campaña 2016-17. 
El año pasado, se habló de cuán clave era la elección de los ciclos. ¿Qué se puede destacar de esta campaña pasada?
La campaña pasada, fue particular por la cantidad de precipitaciones que se recibieron en la mayoría de los sitios de experimentación. En la mayoría hubo agua en abundancia, e incluso algunas complicaciones a la hora de cosechar, pero esto repercutió en los altos rendimientos que se tuvieron. Hubo variedades que superaron los cinco mil kilos, y lo que más se pudo observar es que las variedades de ciclos cortos (5 y 6), tuvieron un rendimiento por encima de las del grupo largo, pero sin ser significativo. Estamos hablando de 200 o 300 kilos, con rendimientos por encima de los 4.500 kilos. Realmente, se alcanzaron muy altos niveles.
Lo que esto permitió fue evaluar el potencial de rendimiento que ofrecen las variedades y no siempre se puede evaluar, porque el agua suele ser una limitante para esta zona. Esta campaña la red está ofreciendo información sobre el potencial de rendimiento de las variedades.
No obstante, la gran superficie del ensayo (Chaco, este de Santiago del Estero y hasta San Justo, en Santa Fe), puso a los ensayos en diversas condiciones, y en nuestra región el rendimiento del cultivo va a estar determinado por el momento en que ocurre el estrés hídrico.
Con lo extenso de la red, ¿cómo se comportaron las diferentes regiones, principalmente en lo referente al clima?
En el Chaco, tuvimos lotes cerca de los cinco mil kilos. En La Montenegrina, por ejemplo, y no muy alejado en el ensayo que llevamos en la Experimental de Las Breñas, tuvo un rendimiento promedio de 2.300 kg para las cortas, y 2800 para las largas, es decir había mucha diferencia. En la zona de India Muerta, superaron los 4 mil kilos. En el norte de Santa Fe, hubo buenas precipitaciones que permitieron alcanzar altos rendimientos, pero el problema radicó en lugares donde el agua, no permitió cosechar, lo mismo en la zona de Bandera, y hubo lugares donde no se pudo sembrar directamente.
A la hora de hablar de enfermedades, ¿cómo se comportaron las variedades?
Al igual que con las precipitaciones, cada variedad tuvo un comportamiento diferente. Todavía es un punto en el que debemos mejorar en la red, incorporar algún fitopatólogo que nos permita evaluar el comportamiento frente a enfermedades en las variedad, porque tenemos una visión, pero no una evaluación, de lo que fue el comportamiento, principalmente de enfermedades de fin de ciclo.
Teniendo en cuenta este potencial de rendimiento, ¿qué cuestiones puede tener en cuenta el productor, de cara a la próxima campaña?
Esta información permite tener una capacidad de tomar decisiones que antes no había. El productor, puede a partir de conocer las características del lote donde va a implantar la soja- decidir qué variedad es la que más se adapta a ese lote, y así ganar potencial de rendimiento en aquellos lotes de muy alta capacidad productiva, o en caso contrario disminuir la merma de rendimiento, en lote de baja capacidad productiva. Una de las fortalezas de la red es que se evalúa la estabilidad y la adaptabilidad.
Fuente: Diario Norte


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.