Tabacaleros de Misiones rechazan la adhesión al convenio marco

17/05/2017

Cuando parecía que el debate por la ratificación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control del tabaco por parte del Congreso argentino formaba parte del pasado y se había comprendido el daño que podía causar a la economía de varias provincias argentinas, el tema se intenta incorporar al debate legislativo de la mano del senador Juan Manual Abal Medina (FPV)  quién patrocina una jornada de discusión en la cámara alta del congreso nacional

Comunicado  de las entidades de los productores tabacaleros de Misiones
Ante la realización del encuentro y la inclusión del tema en el Parlamento Nacional, los tabacaleros de Misiones expresan:
·         Suscribirel convenio  significa perder  soberanía y  el Fondo especial del tabaco
·         Hay dos razones por las cuales Argentina no puede ratificar el Convenio: según la Constitución Nacional, las ratificaciones de Convenios o Tratados Internacionales tienen rango supra legal, por encima de cualquier legislación, por lo que quedamos obligados a su cumplimiento, la segunda razón es que significa terminar con el Fondo Especial del Tabaco, que es el sostén de la producción”
·         Sibien Argentina lo firmó el 25 de Septiembre de 2003, hasta el momento no entró en vigor porque no fue ratificado aún por el Congreso. Ya en 2005 el Poder Ejecutivo había impulsado su tratamiento, pero luego desistió al comprender las nefastas consecuencias que su puesta en marcha podría generar en las economías de las siete provincias productoras de tabaco: Salta, Jujuy, Tucumán, Misiones, Corrientes, Chaco y Catamarca. 
 
·         Cincoaños más tarde, en el 2008, nuevamente se intentó ratificarlo, y ahora (2017) con el auspicio del senador Juan Manual Abal Medina se intenta volver a poner en discusión a partir de una jornada, este jueves en el senado nacional,  en la que se propicia la ratificación de argentina del convenio marco para el control del tabaco.
 
·         Creíamos que se trataba de un debate terminado, porque  es un cultivo que en la actualidad no tiene sustituto en términos de mano de obra, ya que supera ampliamente la de cualquier otro”. 
·         Endiciembre de 2008 el Congreso aprobó una ley impositiva para desalentar el consumo, y  en el 2011  el parlamento nacional  logró aprobar una ley que no afecta al productor tabacalero”
 
·         Setrata del proyecto que  limitó la publicidad, el consumo en lugares públicos y las condiciones de venta, pero no afectó directamente al eslabón productivo. 
 
·         Fue  una ley que las provincias tabacaleras, entre ellas Misiones, propusieron como alternativa a la ratificación del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS
 
·         Mientrashaya demanda en el mundo, por qué razón vamos a renunciar a satisfacerla? Sería un  suicidio
 
·         Hablamos  en nombre de más de 13 mil familias tabacaleras misioneras
 
·         Enesta esta producción en la Argentina  son 37 mil los productores; un millón de personas dependen directa o indirectamente de la producción tabacalera y entre el 75 y 80% de la producción argentina se exporta”.  
·         Estamosconvencidos de que hay intereses de países muy poderosos, que quieren quedarse con todo el mercado mundial del tabaco productivo y de fabricación de cigarrillos.
La  Argentina no va a tener la libertad de crear sus propias leyes, ya que serán organismos internacionales los que las creen para Argentina, lo que atentaría contra  nuestra soberanía.
En consecuencia, nuestros representantes, los que elegimos para que legislen y cuiden nuestros intereses, no van a poder legislar es por ello que bajo ningún punto de vista se debe   avanzar con la ratificación de este convenio, es hora de actuar con responsabilidad.

Albino Hirch       Jorge Kappaunn    Gustavo Piñeiro   Carlos Goring
APTM                       CTM                   Cámara Tabaco     ACTIM 


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.