Cosecha de maíz: claves para aumentar la eficiencia

12/05/2017

Disminuir las pérdidas durante la cosecha de maíz es un desafío que año a año tienen por delante los productores. Desde la Unidad Integrada Balcarce (INTA-Facultad de Ciencias Agrarias) brindan recomendaciones para mejorar la eficiencia.
El maíz es uno de los cultivos de verano que mayor rendimiento alcanzan, su cosecha se extiende por varios meses y en muchas ocasiones se realizan en condiciones ambientales del suelo y del cultivo no del todo favorable. Por ende, bajar los índices de pérdida al momento de cosechar es un reto que los productores tienen en cada campaña. “La correcta configuración del cabezal y los sistemas de trilla y limpieza conjuntamente con la velocidad de cosecha, son las premisas fundamentales para disminuir las pérdidas” destaca el Ing. Santiago Tourn de Mecanización Agrícola de la Unidad Integrada Balcarce (INTA-FCA). Asimismo agrega que limpiar la máquina antes de ingresar al lote para eliminar malezas, transitarlos lo menos posible con suelos húmedos, son recomendaciones para disminuir la aparición de malezas y la compactación del suelo, respectivamente.
Mejores rendimientos
Según Tourn, las pérdidas de maíz en esta región se dividen en un 50% por cabezal y un 50% sistema de trilla, separación y limpieza, situación muy diferente respecto de los otros cultivos de verano, como soja, que registra un 85-90% de pérdidas generadas por el cabezal de la máquina.
“En cuanto a la configuración del cabezal es muy importante, según la condición de cultivo, regular la velocidad de avance en función de la velocidad de las cadenas y los rolos espigadores del cabezal” asegura el profesional. Se recomienda que si el cultivo está en buenas condiciones (sin vuelcos y uniforme) se debe utilizar el engranaje que permita la mayor velocidad de giro de las cadenas y los rolos espigadores y, por ende, ajustar la velocidad de avance y la altura de corte para que la planta sea bajada y se desprenda la espiga a ¾ del recorrido de los rolos. Si el cultivo se encuentra volcado y/o quebrado o des-uniforme se debe configurar las cadenas y los rolos espigadores con el engranaje que permita ir más lento, de este modo se hace un trato más suave de la planta y se reducen notablemente las pérdida de espigas o quebrado de los tallos. Del mismo modo que se mencionó, se debe ajustar la velocidad de avance para que las plantas se bajen a ¾ del recorrido de los rolos espigadores.
Asimismo detalla que es imprescindible regular el espacio de entre chapas espigadoras ya que los tallos y espigas en los cultivos de este año son bastante des uniformes y por lo tanto una deficiente regulación, cómo dejar mucho espacio entre chapas espigadoras puede generar que las espigas más chicas y parte de las medianas pasen por las mismas y queden en el suelo generando grandes pérdidas. Tourn recomienda que se recorra el cultivo antes de cosechar y se elijan 3 espigas promedio del lote, una espiga chica y una planta con la espiga más grande, para luego regular la apertura de la chapas considerando que no pasen por la mismas las espigas medianas, que parte de la espiga chica no pase y que el tallo de la planta que contenga la espiga más grande, pase holgadamente. De este modo se va a lograr cortar y procesar la mayoría de las espigas.
En cuanto a las pérdidas por cola, Tourn asevera que la velocidad es determinante ya que si la máquina va demasiado rápido el ingreso de la planta a la plataforma se produce al final de los rolos espigadores, las plantas no se traccionan lo suficiente y se cortan ingresando junto con la espiga. “Si a la máquina ingresa una gran cantidad de material no grano, las pérdidas empiezan a aumentar, por eso para la cosecha de maíz es clave trabajar entre 5 y 7,5 kilómetros de velocidad, mayores valores generan pérdidas muy grandes por cola sobre todo” concluye Tourn.
En cuanto a la regulación del sistema de trilla, se recomienda tomar como parámetro de luz entre cilindro y cóncavo el diámetro central de las espigas promedio. Para sistemas de trilla convencional y con humedad del grano menor al 14%, se recomienda regular la luz de entrada igual al 80% del diámetro central de la espiga y la de salida, a un 50%. Si la humedad es mayor, la relación cambia a 60%-30%, respectivamente. Asimismo se recomienda cubrir el cilindro con chapas compresoras para evitar que las espigas ingresen al centro del mismo y sean despedidas por el sacapajas sin ser trilladas Por otro lado, en sistemas de trilla axial, para humedad del grano menor al 14% se recomienda ajustar la luz, entre rotor y cóncavo, a un 80% del diámetro central de la espiga promedio, y si la humedad es superior, a un 60%.
Asimismo, Tourn asegura que otro de los aspectos esenciales respecto al cultivo de maíz es la limpieza de la máquina antes de entrar al lote para evitar diseminar las malezas que pueden provenir de la cosecha de lotes enmalezados. “Se debe limpiar con aire a presión toda la plataforma y todos los sitios bajos de la máquina (sinfines de norias, tapas de norias) donde se pueden acumular semillas de malezas” agrega el profesional.
Por otra parte, Tourn comenta que es importante también, considerar el estado de humedad del suelo al momento de la cosecha, ya que si el mismo está muy cargado con agua, se pueden producir procesos de compactación del suelo, dado al gran peso de las cosechadoras y el conjunto tractor-tolva. “En lo que respecta al Sudeste Bonaerense, dado que la cosecha de maíz se genera fin del otoño, principios de invierno y normalmente hay saturación de agua, se debe, en lo posible y cuando la condición es tal, descargar en las cabeceras, no llenar la totalidad de la tolva y utilizar neumáticos de alta flotabilidad” aconseja.
La eficiencia de cosecha se maximiza cuando se logra trabajar en conjunto  entre el contratista, el ingeniero agrónomo que controla la misma y el productor. La mejor cosecha es aquella que se hace lo más rápido posible con el menor nivel de pérdidas.
Fuente: INTA


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.