Molesta a citricultores la importación de frutas de España, Israel y Uruguay

10/02/2017

La citricultura entrerriana hace mucho tiempo enfrenta una profunda crisis estructural que mantiene en jaque a numerosos productores, básicamente, porque el sector ha perdido competitividad, algo que sucede en la mayoría de las economías regionales del país. En las últimas semanas, además, se agregó un elemento que profundizó el malestar: la importación de naranjas y mandarinas de España, Israel y Uruguay. Si bien no se trata de volúmenes significativos, la apertura cayó muy mal entre los productores, quienes en la actualidad tienen dificultades para colocar su producción.
El presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), Fernando Borgo, consultado por El Diario, confirmó el ingreso de cítricos dulces de aquellos países, pero relativizó el impacto real que esas importaciones puedan tener en el mercado doméstico porque esas naranjas y mandarinas “no son nada baratas”, remarcó.
Comentó, en este sentido, que a los mismos importadores –son tres hipermercados, dos de ellos con presencia en nuestra provincia– “les está costando mucho colocar esa mercadería”. A modo de ejemplo, Borgo dijo que el kilo de naranjas importadas cuesta, en el Mercado Central, 20 pesos el kilo, mientras las entrerrianas valen en 4 y 5 pesos.
“Cuando vemos que entra al país fruta que producimos nosotros, nos molesta, como a los productores de Estados Unidos les molesta que entren a su país los limones de Tucumán”, comparó el presidente de la Fecier.
Borgo, sin embargo, puso mayor énfasis en la necesidad de que el gobierno nacional acelere las gestiones para la apertura del mercado brasileño a los cítricos argentinos, principalmente mandarinas –cuya producción en el vecino país es mínima–, pero también naranjas.
La apertura de Brasil, precisamente, fue uno de los temas que los dirigentes citrícolas entrerrianos analizaron hace unos días con el senador nacional Alfredo de Ángeli, hombre de excelente llegada a la Casa Rosada.
Borgo recordó que en diciembre pasado el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, les prometió que la apertura de Brasil a los cítricos argentinos se iba a producir este mes, y confió en que la reciente visita del presidente Mauricio Macri a su par Michel Temer haya servido para avanzar en esas negociaciones. “Somos optimistas y esperamos novedades para los próximos días”, señaló.
Hay otro dato que alienta expectativas favorables: el interés de Brasil en comprar frutas en Entre Ríos, al punto que, según pudo saber El Diario, se han registrado visitas de empresarios brasileños a la provincia para buscar naranjas y mandarinas.
Fuente: Analisis digital


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.