Martín de la Peña: ?Es llamativo las especies que desaparecieron en la provincia?

09/02/2017

El modelo productivo basado en la agricultura intensiva y en el monocultivo de soja transgénica, sumado a las fumigaciones con agriotóxicos, más la quema de pastizales han provocado un cambio profundo en el hábitat de las aves en Santa Fe, el impacto ambiental ha sido negativo y un experto asegura que hay una enorme reducción en la población de aves en las zonas rurales de Santa Fe.
Martín de la Peña es uno de los más importantes ornitólogos y estudioso en temas ambientalesde Santa Fe, desde hace años viene llevando a cabo investigaciones sobre los efectos del modelo productivo en la región. “Desde el año 1970 realizo censos de poblaciones de aves y es llamativo la cantidad de especies que desaparecieron de la provincia” De la Peña advierte que especies como la loyca pampeana, el cardenal amarillo y el curutié han dejado de verse.
“El curutié se reproduce en las pajas bravas donde hace el nido, pero es sabido que se queman para que su rebrote se use para alimentación de la hacienda. Al quemar las pajas queman también los nidos, por ese motivo pasó a ser un pájaro muy raro que los jóvenes no tendrán la oportunidad de ver y de escuchar sus cantos”, detalló el experto. La presencia del hombre en estos ecosistemas tiene consecuencias negativas.
De la Peña enumera las otras causas de la disminución de aves, causas conocidas por todos ya que se trata de actividades que le están costando la vida a los habitantes de los pueblos: el desmonte, la mencionada quema de pastizales y las fumigaciones con agrotóxicos. También las prácticas que están arraigadas en la tradición del campo resultan a esta altura, causas de desaparición de especies: “La caza y el trampeo de especies de interés comercial empeoran la situación”, señaló de la Peña,
“Son varias las aves que llegan hasta la región central del país en el período primavera-verano para reproducirse (tijereta, churrinche, corbatitas), pero en la actualidad se encuentran con que ya no está su ambiente, lo que provoca la muerte de cientos de pichones y huevos”, comenta el especialista. “Con el desmonte sucede lo mismo que con las quemas para las especies que viven en estos lugares”, las aves –explica- son seres vivos que necesitan de un espacio natural donde puedan reproducirse, alimentarse y defenderse. La tala acaso sea la actividad que más dañe el el ecosistema. “Algunas aves construyen el nido en huecos de árboles o en nidos abandonados por otras aves, pero ¿qué pasa cuando estos huecos o nidos ya no están?”
Según declaró en el Diario Uno, De la Peña ha visto que, en este escenario de desmonte, algunas aves se disputan con otras aves los pocos espacios que quedan para hacer sus nidos. A esto hay que agregarle las fumigaciones con agrotóxicos, que matan no sólo plantas, sino a gran parte de los insectos que constituyen la fuente de alimentación de las aves. Es así como el circulo negativo del circulo productivo que se usa en el país está agotando la principal riqueza que debería cuidar: la naturaleza, que agoniza.
Fuente: Uno Santa Fe 


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.