Sembraron casi el 70% del girasol

16/11/2016

Los cultivos implantados tienen buen estado y no hay problemas de humedad en el perfil, salvo en algunos núcleos del sur de Buenos Aires
Según el panorama regional de la Bolsa de Cereales, al 10 de noviembre se retomaba la siembra en el Centro-Sur de la región agrícola al no registrarse lluvias e incrementarse las temperaturas medias. El progreso intersemanal fue de 8,3 puntos porcentuales, alcanzándose una implantación del 66,7% de las 1,7 millones de hectáreas proyectadas. La siembra está adelantada en 5,9 puntos porcentuales con respecto a la campaña anterior.
En la Región NEA el cultivo se encuentra en floración, con adecuadas condiciones de humedad y sanidad. Lamentablemente, hubo tormentas con caída de granizo en localidades puntuales del centro de Chaco. Se realizaron aplicaciones para el control de isoca y septoria.
En el centro-norte de Santa Fe la condición del cultivo es de buena a muy buena (entre botón floral e inicio de floración). La humedad es adecuada, aunque se observan excesos hídricos en ciertas localidades del Norte de la región.
En el Centro-Sur del territorio nacional, el cultivo continúa diferenciando hojas en buenas condiciones de humedad tras oportunas precipitaciones. En el Norte de La Pampa – Oeste de Buenos Aires, se implantó el 55% de las 130.000 hectáreas proyectadas. Las siembras tempranas se encuentran diferenciando entre dos y tres hojas verdaderas, con estado sanitario adecuado y presencia de isoca medidora y oruga cortadora. En las localidades más afectadas por inundaciones, se podrían alterar los planes de siembra, en beneficio de los cultivos de soja de segunda o maíz tardío. En el centro de Buenos Aires ya se sembró el 65% de las 65.000 hectáreas proyectadas, mientras que en la  Cuenca del Salado el avance es del 70%, para 100.000 hectáreas de intención.
En el sur bonaerense la siembra avanzó gracias al incremento de la temperatura del suelo. La humedad es adecuada, aunque hay sectores que están a la espera de nuevas precipitaciones. Los cuadros implantados se encuentran en emergencia, con baja presión sanitaria. En el sudoeste de Buenos Aires – sur de La Pampa, sólo se sembró el 35% de las 410.000 hectáreas proyectadas, mientras que en el Sudeste se implantó la mitad de las 360.000 que representan la intención de los productores.
El USDA de noviembre
De la comparación con el informe de octubre, se registra un aumento en 3,1 millones de toneladas en la producción mundial de las 7 principales oleaginosas, atribuible casi en su totalidad a la producción de soja. Buena parte de ese incremento pasa a engrosar los stocks finales totales, que crecen 4,77 millones de toneladas por el aporte de la citada oleaginosa (4,17 M de t. de soja y 0,4 M de t. de canola, entre otros).
La molienda total disminuye levemente (0,3 M de t.), por lo que no hay un efecto significativo en la producción de los 9 principales aceites. El consumo de estos mantiene la previsión de octubre y los stocks finales permanecen sin cambio.
Comparando con la campaña 2015/16, la producción mundial de las 7 principales oleaginosas crecerá 5,6%; mientras que el consumo se incrementará 3,5%. Será abastecido con 4,3% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 4,4%.
La producción de girasol crecerá 8,3%, unas 3,37 M de t. (se la recortó en 265.000 toneladas, de las cuales 100.000 son atribuibles a la Unión Europea); mientras que el crushing subirá 7,9%, las exportaciones sufrirán una baja del 11,0% y las existencias caerán 6,5%.
La relación stocks/consumo aumentará levemente, para las 7 oleaginosas, del 19,8 al 20,0%. Para el caso del girasol, se reducirá del 5,9 al 5,1%.
En Ucrania, se registrará una cosecha record de 13,5 M de t., con una suba interanual del 13,4%. También crecerán las ofertas de girasol de la Unión Europea, de Rusia y de Argentina (7,7; 9,0 y 22 %, respectivamente). La producción consolidada de nuestros tres competidores del Hemisferio Norte pasará de 28,7 a 31,7 M de t. (10,5% de suba). El USDA pronostica una producción argentina de 3,3 M de t., lo que supondría un área sembrada de 1,6 M de t. 
La producción de los 9 principales aceites crecerá 4,9%, mientras que el consumo lo hará al 3,3%. Será abastecido por un 5,2% adicional de exportaciones. Los stocks caerán 7,1%.
Por su parte, la producción de aceite de girasol crecerá 8,1%, mientras que el consumo subirá apenas 4,6%. Aumentarán 8,8% las exportaciones y las existencias finales mermarán en 9,7%.
La relación stocks/consumo disminuirá, para todos los aceites, del 10,9 al 9,8%. Para el caso del aceite de girasol, la caída va del 10,3 al 8,9%.
El USDA mantiene (lo cual es un poco sorprendente, dado que estima 600000 toneladas de aumento en la producción de grano) que las exportaciones argentinas de aceite de girasol alcanzarán las 550.000 toneladas, cifra inferior en 50.000 toneladas a las de la campaña anterior, que fueran reestimadas en 600.000. La participación argentina en el comercio mundial caerá de 7,4 a 6,2%. Se puede estimar que, dado un consumo interno estable, las ventas externas deberían crecer a 850.000 toneladas. Así, la participación en el comercio rondaría el 9,6%.
Por su parte, las ventas externas de Ucrania pasan de 4,5 a 5 M de t. (11,1% adicional), lo cual eleva a 56,8% su participación en el mercado mundial.
Precios y mercados
En octubre, los precios promedio mensuales para los aceites en Rotterdam registraron, con respecto a setiembre, el siguiente comportamiento: los de canola, soja y girasol crecieron 5,2; 3,5 y 0,9%, respectivamente, mientras que el de palma cayó 5,4%.
Si la comparación se efectúa con los promedios de octubre de 2015, los valores crecen en 19,8; 15,6 y 11,7% para los aceites de palma, soja y canola y declinan 6% para el caso del aceite de girasol.  
Al cierre del día 10 de noviembre, nuestro aceite cotizó en Rotterdam, para contratos de  noviembre-diciembre, 832,5 U$S/tn, con una suba de 2,5 dólares con respecto a la media de octubre. Para enero-junio de 2017, los valores caen a 822,5 U$S/tn y vuelven a subir a 835 para julio-setiembre. Se observan descuentos de 7,6 y 8,3% en la posición diciembre, con respecto a los aceites de soja y canola. Para julio de 2017, los descuentos bajan a 1,3 y 3,6% con respecto a los mismos competidores. 
Para las exportaciones argentinas, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la Unión Europea, la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 56,8% del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes: allí, los contratos de noviembre registran 755 U$S/tn, mientras que, para diciembre, el valor es 2 dólares superior. Por su parte, la posición enero-marzo es de 755 U$S/tn. Este último es, en definitiva, el que –corregido por el diferencial de fletes- condiciona el FOB local de los próximos meses y por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano).
El Ministerio de Agroindustria publicó índices FOB de 765 U$S/tn, para el aceite de girasol (sin cambios en la comparación interanual) y de 773 U$S/tn, para el de soja (mejora del 14,5%). El valor FOB para la venta de grano se mantiene en 380 U$S/tn, con  un aumento interanual del 4,1%.
En los puertos del Sur bonaerense, la industria ofrece $/tn 4470 en Bahía Blanca y 10 pesos menos en Necochea (unos U$S/tn 299 y 298, respectivamente). Las posiciones futuro son las siguientes: a) U$S/tn 280 para Rosario, diciembre-enero b) U$S/tn 260 en Daireaux, para febrero-marzo y c) 5 dólares más para los puertos del Sur bonaerense (265), con entrega y pago en febrero y marzo.
El INDEC publicó, en su Informe de “Intercambio Comercial Argentino”, las exportaciones del complejo para los primeros nueve meses de 2016. Estas alcanzaron la cifra total de MU$S 601, con una suba de MU$S 161, con respecto a similar período de 2015 (+37,0%).  En aceites, se pasó de MU$S 286 a 370 (+29%) y en semillas (grano) de MU$S 54 a 135. Las ventas de pellets (proteína) subieron de MU$S 94 a 96.
El MINAGRO registró que las compras de la industria, del producto de la campaña local 2015-16, declaradas hasta el 2 de Noviembre, alcanzaban MT 2,002. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban el 21,6% del total, de las cuales el 75,4% ya tenía precio cerrado. Por su parte, las de la nueva campaña, alcanzan las 302.800 toneladas, de las cuales un 44,8% son a fijar. Las compras para exportación de grano de la campaña 2015-16 alcanzaban las 348.800 toneladas, de las cuales 4,9% era a fijar y  un 25,3% tenía precio hecho. En relación a la nueva campaña, las compras son de apenas 8.300 toneladas, de las cuales un 60% son a fijar.
Según el MINAGRO, se molieron MT 2,383 durante los primeros nueve meses del año.  Los rendimientos en aceite y pellets de la molienda del período, fueron del 41,3% y 40,6%. (Jorge Ingaramo - Asagir)
Fuente: On24


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.