Exportaciones de rollos de pino a China: ?Hay un sobrestock que no se está aprovechando?

18/01/2019

18.1.19Carga en el puerto de Concepción del Uruguay del buque Lauritzen, de bandera de Hong Kong. La embarcación estibó en Entre Ríos dos tercios de su capacidad y completó su carga en Montevideo para navegar hacia China.
Desarrollo Forestal dialogó telefónicamente con el ingeniero Juan Morales, gerente forestal de Masisa Argentina. La empresa que cuenta con grandes extensiones forestales en Entre Ríos y Corrientes, acaba de embarcar 20.000 toneladas de rollizos de pino hacia Montevideo, donde se completará un buque con destino final a China. Morales explicó por qué operaciones como ésta le sirven al sector foresto industrial argentino en la actual coyuntura económica, cuando las calificadoras crediticias estiman que Argentina debe pagar una sobretasa del 8 por ciento anual para financiarse en los mercados internacionales.
– Lo llamamos para que nos brinde detalles de las operaciones de exportación de rollizos de pino a China.
– Creo que uno debiera arrancar diciendo que desafortunadamente en el país no tenemos buena información para analizar cuánto es el stock de madera y cuánto se consume anualmente. Oficialmente, debiera hacerse un balance. No obstante, eso, uno sabe que hoy día hay un sobrestock que no se está aprovechando. Arrancar operaciones como ésta genera un efecto muy positivo en la economía. Porque, en primer lugar, cuando comienzas con estas exportaciones empiezas a estar en una vitrina en el mundo. Exportando madera cualquier lugar la gente dice: “Mira, hay madera en Argentina”. Y ésa es quizás la primera medida para traer inversionistas. Por otro lado, desde el punto de vista del sector forestal que esperó 18 años para cosechar, que la pueda realizar es una buena noticia. Sobre todo, en un mercado interno deprimido, como hoy día tenemos. Hay un sobrestock de pino y éstas son opciones distintas. Pero, además, hay que considerar que el productor forestal aplicó silvicultura y esperó 18 años. Y hoy para cargar un barco se están creando 250 puestos de trabajo, desde el bosque hasta que el buque finalmente zarpa. Y son puestos de trabajo permanentes. Y hay que convenir que la exportación es un negocio absolutamente formal.
– Es una operación que genera divisas genuinas y de cobro seguro.
– Absolutamente, claro. Además, en un país que tiene una balanza comercial -incluso forestal- súper deficitaria (enfatiza). Idealmente, ojalá pudiéramos exportar muebles. Pero si no, por lo menos vendámosles madera y después la misma gente puede llegar a atraer inversiones. Esto es algo que quiero resaltar. Hace muchos años, por 1992 o 1993, Argentina empezó a exportar madera. Y fue uno de los motivos por los cuales Masisa se enteró de que aquí se producía madera, y al poco tiempo se instaló en el país. Yo fui parte de ese proceso. Por eso digo que las exportaciones son una vitrina importante en el mundo. Ojalá pudiéramos transformar los rollos en un producto industrializado. Pero para eso se necesitan inversores. Y los inversores nos tienen que ver en el mundo.
– Y, además, operaciones como ésta descomprimen la oferta de madera en el mercado interno.
– Absolutamente. El país necesita generar divisas, y si exportamos palos, bienvenido. Creo que es una opción más. Aparte, se reactiva un puerto. No es fácil exportar. Requiere de mucho capital de trabajo. Es un riesgo. Toda la gente que conoce la cadena foresto industrial, si hay una buena intención, tiene que ver esto como algo positivo. Habrá detractores, pero es lo que menos importa si uno está convencido de que está haciendo algo para ayudar a la empresa y al país.
Los rollizos se cosecharon en campos del norte de Entre Ríos y sur de Corrientes
– Si se habla de sobrestock, el desabastecimiento está lejos de producirse.
– Esto lo vimos hace un tiempo en un seminario en Federación (Entre Ríos): salvo Misiones, desde Santo Tomé (Corrientes) hacia el sur no hay ningún aserradero que hoy día tenga máquinas en condiciones para procesar un producto exportable. Esto lo dicen los expertos. En Entre Ríos hay una falta de capacidad de secado enorme. Entonces, operaciones como ésta son opciones. Los chinos llevan materia prima, pero también después podrá haber otros inversionistas que evalúen instalar una industria en Argentina, si es que se dispone de madera. La exportación genera un flujo que empieza a darte visibilidad. Éste es un primer paso. ¡Y nos permite salir de esta coyuntura tan mala! Hoy no tenemos demanda de madera. El mercado interno está con una caída muy fuerte.
– No existe el riesgo de desabastecer a los aserraderos, como ocurrió en Uruguay.
– Los chinos se están llevando una madera de mucha calidad, con largos de 5,90 metros que el país no consume. Pero dentro del proceso de producir madera, se exporta alrededor del 60 por ciento de lo cosechado y hay un 40 por ciento que queda en el mercado nacional.
– Por otro lado, volver a trabajar en conjunto con empresas uruguayas reactiva nuevamente el cluster regional que había estado paralizado desde el diferendo por UPM-Botnia. Y genera oportunidades.
– Absolutamente. Hay un tema súper relevante: los puertos de Argentina estaban muy desarmados. Que se haya dragado el río y que hayan ingresado buques es muy relevante. Trabajar con Uruguay nos da la posibilidad, por ejemplo, de mandar madera pulpable a las fábricas de celulosa en Uruguay. Y necesitamos enviar madera pulpable porque no se están manejando los bosques. Y la calidad del bosque se viene deteriorando. Entonces, para seguir abasteciendo con madera de calidad a los aserraderos locales, tenemos esa oportunidad de manejar los bosques. Y si uno tiene una opción para vender la madera pulpable, obviamente que ese manejo de los bosques es mucho más factible.
Disertación en octubre en Concordia
Juan Morales presentó en las 32º Jornadas Forestales de Entre Ríos, que se realizaron el 4 y 5 de octubre en Concordia, la disertación “Posibilidades de exportación para el Sector Forestal”. Un enviado especial de Desarrollo Forestal registro la ponencia. A continuación, se publica parte de ella:
– “Lo primero que tenemos que resolver es saber dónde estamos. Es algo bastante difícil, sobre todo si no hay datos de cuánto se cosecha año tras año. Cuando uno tiene que ir a un mercado de exportación, lo tiene que hacer con una proyección de lago plazo. La pregunta es: ¿cuál es el balance de la oferta de madera?;
– “Cuando hablamos de pino, el consumo de madera en mucho menor al de eucalipto en la región (NdR: Morales considera para su ponencia fuera del alcance de la cadena regional a industria ubicadas en Misiones) y claramente está concentrado en Virasoro, que es donde potencialmente hay una oferta muy relevante de madera. En esta zona empezó a aparecer otra industria que consume mucha materia prima: son los proyectos de biomasa;
– “Para hacer este trabajo de oferta nosotros excluimos a todo Misiones, porque queríamos analizar fundamentalmente la cuenca del Río Uruguay y el área donde está nuestro patrimonio. En pino hablamos de un consumo de entre 1 millón y 1,5 millones de metros cúbicos de madera anuales y, claramente, sobra madera. Pero no sabemos si hay muchas plantaciones maduras, y se va a producir un sobre stock, o sencillamente todavía no son un exceso. O, en todo caso, son un exceso potencial;
– “Algo que tenemos que tener muy en cuenta es que estas plantaciones de pino no están siendo manejadas porque no hay una industria para la madera pulpable. Y eso sí es un peligro. Cuando las plantaciones no son manejadas, aparece un controlador biológico natural que es el sirex y lo que hacen es eliminar, sencillamente, las plantaciones;
– “La demanda de madera de pino aserrable es inferior a la oferta de madera de pino, razón por la cual, quizás, los precios son más baratos. En economía, en general, los precios no pueden ser distorsivos. Eso pasa con todos los commodities.
Comunicado oficial de Masisa Argentina a raíz de las exportaciones a China
A continuación, se difunde de manera textual el comunicado que dio a conocer la empresa:
“Se concretó a mediados de diciembre la segunda exportación de madera de pino desde el puerto de Concepción del Uruguay con destino a China. Se cargaron 20.000 toneladas de rollizos largos y con diámetros mayores a 21 centímetros, provenientes de plantaciones del norte de Entre Ríos y sur de Corrientes. Esta madera será utilizada fundamentalmente en la industria del mueble, construcción y otros usos de valor en Asia.
El negocio fue concretado por la empresa Urcel Argentina y contó con la participación de la empresa Masisa Argentina y otras empresas locales. La madera proviene de más de 100 hectáreas de bosques, donde no sólo se cosecharon los rollos que van a la exportación, sino que también se procesaron otros productos que van a los aserraderos locales.
Estos bosques se crearon partiendo de 5 kilogramos de semillas de pino plantadas 18 años atrás y que aprovecharon la calidad de los buenos suelos de la región. Y con un planificado cuidado, manutención, manejo y protección de un equipo de profesionales se convirtieron en 20.000 toneladas de trozos de calidad aserrables que llenaron dos tercios del buque Lauritzen de bandera de Hong Kong, que completó su carga en el puerto de Montevideo para partir a China.
En la operación logística, que comenzó 30 días antes del arribo del buque al puerto, se requirió la construcción de caminos, cosecha y clasificación de rollos, carga, transporte a puerto, recepción y finalmente la carga del buque, creando el trabajo de manera mensual para al menos 250 personas.
Esta es la segunda exportación de madera a granel desde este puerto después de 8 años y se espera que pueda ser sostenida regularmente, lo que generará mucho dinamismo en la región que está atravesando una fuerte contracción del mercado interno. Los productores y operadores están haciendo un esfuerzo importante para desarrollar estos mercados, que en el año 2017 permitió a Uruguay exportar más de 1 millón de toneladas a los mercados de Asia, y Argentina puede ser parte de ese mercado.
La exportación de rollos implica una oportunidad para reactivar el mercado, desarrollar oportunidades que den dinamismo al sector forestal y permitir la visibilidad externa de este sector para atraer inversiones. En ese sentido es relevante el esfuerzo que ha hecho el estado provincial en reactivar los puertos, que son claves en este tipo de operaciones. Pero para que esto se consolide se requiere seguir trabajando en factores de competitividad por el altísimo costo logístico e impositivo que tienen actualmente estas exportaciones”.
Fuente: Maderamen


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.